HGM.salud.gob.mx

Unidad 102 Servicio de Oftalmología

 

Historia de la oftalmología en el Hospital General

Jorge Meyrán García

La Historia de la Oftalmología en el Hospital General puede dividirse en tres épocas: la primera que va desde la fundación del Hospital y del Servicio en 1905 hasta 1938, durante la cual laboraron, estudiaron y enseñaron por períodos de varios años seis médicos especializados en enfermedades de los ojos y por lo menos cinco más que lo hicieron solamente por algunos o muchos meses. La segunda época es diferente, corresponde principalmente a la vida de una sola persona (Magín Puig Solanes) que trabajó empeñosamente desde antes de 1938 hasta 1971, ayudado por un grupo selecto de alumnos, que después de esa fecha continuó como profesor del Curso de Graduados hasta 1976 y como Consultor Técnico hasta su muerte en 2005.

Sus alumnos Fonte Bárcena, Heatley y Meyrán continuaron con el mismo sistema y trataron de mejorarlo. La tercera época se inicia en 1984 con un desmantelamiento de las clases del curso de graduados, seguido 4 años más tarde, por un renacer lleno de dificultades por Juan Ignacio Babayán, que fue continuado por Manuel Mascott y Guadalupe Tenorio. PRIMERA ÉPOCA El Hospital General fue inaugurado el 5 de febrero de 1905 por el Presidente de la República, general Porfirio Díaz. Durante el acto el Dr. Eduardo Liceaga, iniciador y consumador de la construcción como director médico de la obra, pronunció un discurso y Amado Nervo leyó una poesía.

El Hospital se construyó en un área de 124,692 m2, siguiendo los lineamientos más avanzados de su época en materia hospitalaria; contaba con 800 camas, que fácilmente podían ser aumentadas a 1000, distribuidas en 32 pabellones. Además de los servicios de medicina y cirugía, repartidos en varios edificios, había varias especialidades: obstetricia, tuberculosis, lepra, venéreo-sífilis, tifo, niños, otorrinolaringología y oftalmología.

El primer director fue el Dr. Fernando López, cirujano y oftalmólogo, quien estuvo en ese puesto hasta julio de 1911, y en oftalmología tuvo como colaboradores a los Dres. Agustín Chacón y Emilio Montaño. Fernando López Sánchez Román (1845-1924) nació en Tlaltenango, Zacatecas, se graduó como médico en 1879 y obtuvo también el grado de Mayor del Ejército.

En 1882 recibió del gobierno la comisión de ir a Paris a estudiar cirugía de urgencia y oftalmología, donde fue discípulo de de Wecker, Landolt y Lapersonne. El 18 de febrero de 1893 fue fundada la Sociedad Oftalmológica de México por 7 médicos, cuatro de ellos pasaron por los pabellones de nuestro Hospital: Fernando López, Agustín Chacón, Emilio Montaño y Manuel Uribe Troncoso. Fernando López fue introductor de la anestesia local con cocaína y con el Dr. Julián Villarreal, de la asepsia en la cirugía.

En 1891 fue nombrado subdirector del Hospital Militar y en 1894 llegó a director, donde permaneció hasta 1905. Nombrado director del Hospital General hizo un reglamento, estableció una escuela de enfermería y realizó la primera operación que se hizo en el Hospital, que fue la extracción de una catarata. Fue un gran cirujano general además de oftalmólogo. Los edificios dedicados a enfermos de los ojos fueron los Pabellones 9 y 19, de cada uno la mitad de las camas, la otra mitad era para otorrinolaringología.

El Dr. Agustín Chacón estaba encargado de los hombres y Emilio Montaño de las mujeres. Chacón dio consulta hasta 1908 y ocupó su lugar el Dr. López, sin dejar la dirección. Montaño continuó en el Servicio hasta octubre de 1914. Los tres fueron miembros de la Academia de Medicina, y Montaño presidente de ella en 1919. Entre 1911 y principios de 1916 el Pabellón 19 tuvo 5 jefes, que se alternaban entre sí, aunque a veces también atendían el Pabellón 9. En los primeros meses de 1914 los dos servicios de oftalmología pasaron al Pabellón 22 bis, quedando sólo un jefe.

En esa época estuvieron encargados los Dres. Manuel Gómez Portugal, Cleofás Padilla, (que también era otorrinolaringólogo), José Prado Romaña, Andrés Martínez (que después fue jefe en el Servicio de Oftalmología del Hospital de Jesús), y Manuel Uribe Troncoso (el oculista de más fama internacional de México), quien fue uno de los fundadores de la Sociedad Oftalmológica, y en 1898, junto con Daniel Vélez, de los Anales de Oftalmología, fue presidente de la Sociedad Oftalmológica en 1899, profesor de oftalmología; que emigró a Nueva York en 1916 donde fue profesor de la Universidad de Columbia, sus escritos entre 1925 y 1947 son básicos sobre el tema del ángulo iridocorneal, publicó dos obras muy importantes: Internal Diseases of the Eye and Atlas of Ophthalmology en 1942 y Treatise of Gonioscopy en 1947. De febrero de 1916 a octubre de 1920 estuvo encargado el Dr. Ignacio M. del Valle, del cual se conocen muy pocos datos.

Fue sustituido por Rafael Nadal (1870-1926), quien se especializó en Paris con Landolt. Nadal estuvo encargado varios años del Pabellón de Fiebre Puerperal, pero cuando hacía falta un oculista era llamado al pabellón de ojos. Ya como jefe de oftalmología estuvo de 1920 a 1926. Sigue como jefe el Dr. Juan Luis Torroella (1895-1954), quien se especializó con el Dr. Silex en Berlín.

Se interesó en la oncocercosis y descubrió por primera vez en el mundo las microfilarias vivas en la cámara anterior de un paciente en 1930. Fue el primero en practicar trasplantes de córnea en conejos. Una enfermedad de parkinson postencefalítica se agravó en 1938, impidiendo su trabajo, por lo que fue nombrado para sucederle el Dr. Magín Puig Solanes. SEGUNDA ÉPOCA Magín Puig Solanes nació en Barcelona el 10 de julio de 1905, llegó a México a los 4 años de edad, estudió en la Escuela Nacional de Medicina y se recibió en 1929. En 1937 el director Ignacio Chávez había instituido la carrera hospitalaria en el Hospital y el Dr. Puig en 1938 ganó por oposición la plaza de médico adjunto, pero por ausencia de Torroella quedó al frente del Servicio, en el Pabellón 22, aún unido a otorrinolaringología.

En marzo de 1941 logró instalarse en el Pabellón 1, dedicado exclusivamente a ojos. En la docencia se inició como ayudante de los Dres. Daniel Vélez y Juan Luis Torroella y siguió como titular a partir de 1937. Creó los Cursos Monográficos de Oftalmología, que consistían en dos semanas al año de clases teóricas, clínicas y diversas prácticas, durante un ciclo de 4 años, de los cuales dio 3, de 1947 a 1950, de 1952 a 1955 y de 1957 a 1960.

Estuvo rodeado de un grupo selecto de alumnos que le ayudaron, además de profesores invitados de otros servicios de dentro y fuera del Hospital. La idea de establecer una enseñanza sistematizada y continua de la oftalmología cristalizó en 1959, y el director del Hospital Leonides Guadarrama inauguró el Primer Curso para obtener Grado Académico, Maestría en Ciencias Médicas de la Facultad de Medicina.

Estos cursos duraban dos años y se repitieron hasta 1983. A partir de 1966 les cambiaron de nombre y les llamaron Cursos de Especialización, pues hubo un decreto que trató de uniformar la enseñanza de las especialidades y establecer derechos y obligaciones de los residentes. Además creo que la Universidad no podía permitir salieran maestros sin suficientes estudios, solamente por ósmosis, pues en varios institutos no había programas ni clases. Entre las enseñanzas del maestro Puig estaba su insistencia en nunca olvidar la medicina general, tomar siempre en cuenta la endocrinología, la neurología, la dermatología, la anatomía patológica etc.

Fue fundado un departamento de Anatomía Patológica Ocular, posiblemente el primero en México, alrededor de 1942, del cual estuvo encargado el Dr. José Vargas de la Cruz y a partir de 1957 del Dr. Sadí de Buen, quien duró hasta 1994. Hubo una reconstrucción casi total del edificio del Pabellón 1 entre 1963-64, dejando el lugar anterior para hospitalización y creando una nueva ala para consulta externa, aula, laboratorios, y archivo.

El quirófano fue compartido con el Servicio de Otorrinolaringología, pero 4 años más tarde se logró se independizaran, para evitar contaminaciones. La consulta externa estaba dividida en tres grupos, el primero a cargo de Juan Heatley Green, el segundo de Jorge Meyrán García y el tercero de Anselmo Fonte Bárcena. Es justo recordar a la enfermera Brígida Bonilla, que ingresó al Hospital de 14 años de edad y fue jefa del pabellón desde 1941 hasta 1978, con gran humanidad para los enfermos y un gran deseo de trabajar bien. En 1963 se consiguió el fotocoagulador de xenón, en 1964 el primer microscopio quirúrgico y en 1967 se realizaron los primeros estudios de fluorangiografía.

El Servicio siempre estuvo muy bien representado en los congresos Nacionales de Oftalmología, en el IV Congreso Panamericano, del cual el Dr. Puig fue vicepresidente y del XXI Congreso Internacional del cual fue presidente. Entre 1962 y 1967 se dieron varios cursos intensivos en provincia y en el extranjero, sobre glaucoma, estrabismo, y sobre Semiología de las membranas profundas del ojo, en Guadalajara, Monterrey, El Salvador y Guatemala.

El maestro Puig Solanes publicó alrededor de 81 artículos, fue presidente de la Sociedad de Oftalmología y Otorrinolaringología en 1942, presidente de la Academia de Medicina en 1954, fue editor de los Anales de Oftalmología de 1947 a 1967, al cumplir la edad reglamentaria pasó a Consultor Técnico en 1971, recibió el diploma Summa cum laude de la Sociedad Médica del Hospital en 1974, le fue conferido el título de Doctor Honoris Causa en 1976 por la Universidad Autónoma de Guadalajara y fue nombrado Profesor emérito en el mismo año por la Universidad de México.

En 1971 pasó a Consultor Técnico del Hospital tomando su lugar Anselmo Fonte Bárcena, aunque siguió como profesor del curso de graduados hasta 1976. Anselmo Fonte Bárcena nació en san Luis Potosí en 1917, ingresó al Hospital desde 1942, realizó un viaje de estudios a Argentina para especializarse en neuro-oftalmología, participó en todos los cursos dados por el Servicio de Oftalmología y otro que efectuó por países de Sudamérica, y llegó a jefe de Servicio en 1971. Logró la regularización dentro del hospital de varios médicos dentro de la carrera hospitalaria y obtuvo 7 plazas de médicos auxiliares.

Murió prematuramente al cumplir los 57 años de edad, en marzo de 1974. El Dr. Juan Heatley Green (1917-2005) fue designado jefe de Servicio ese mismo mes. Ingresó al Servicio en 1943, colaboró en todos los cursos impartidos y en los Congresos, consiguió nuevos instrumentos como el laser de argón, el equipo de fluorangiografía, el facofragmentador, el perímetro de Goldmann y el aparato . de ultrasonido. Promovió la carrera hospitalaria para adscritos, adjuntos y jefes de unidad y organizó o promovió 8 cursos de oftalmología de una semana en el Hospital.

Al cumplir la edad reglamentaria pasó a consultor técnico en julio de 1982, pero continuó como jefe de enseñanza hasta 1984. El 24 de agosto de l982 fue designado Jefe de Servicio del Pabellón de Oftalmología el Dr. Jorge Meyrán García, quien Ingresó al servicio en 1950, colaboró en los cursos monográficos y de postgrado, como jefe organizó cinco cursos de actualización y promovió tres más de Sadí de Buen y de Rabinovitz. Logró el ascenso en la carrera hospitalaria de dos jefes de unidad. Se consiguió un anestesista de base más y enfermeras para la cirugía de los lunes, miércoles y viernes, que antes nunca se hacía. Se estableció una preconsulta, que solamente funcionó bien al principio.

Al cumplir los 65 años pasó a consultor técnico, en abril de 1984. Tercera época. 1984-2005 El Dr. Ydhelio Espinosa ascendió a Jefe de Servicio el 16 de febrero de 1984. Durante 24 años el curso de postgrado duraba dos años y hasta no terminar se empezaba con otro grupo. El Dr. Espinosa arregló con la UNAM y la Dirección de Enseñanza del Hospital que fueran tres años y se dieran, aunque no inmediatamente, los tres años al mismo tiempo. Logró además que la Sociedad de Oftalmología diera las materias básicas y las de patología. Aparecieron las desventajas del nuevo sistema.

La enseñanza se convirtió en parte en enseñanza de residentes, y sobre todo la Sociedad de Oftalmología no es una institución que deba dar esas clases, no va a pagar a los profesores, ni a controlarlos. En el Pabellón se eliminaron a 4 médicos, algo que nunca había sucedido, se empezó a pasar lista de asistencia, se quitó el paso de visita a los encamados por el jefe. Un médico, el Dr. Mascott, que pasó a jefe de unidad, organizó un curso de cirugía de catarata extracapsular en febrero de 1985 y además coordinó los cursos anuales para médico generales El 19 de septiembre de 1985 la ciudad de México sufrió un terremoto de 8.1 grados de la escala de Richter. En el Hospital General se derrumbaron el edificio de Ginecología y Obstetricia y el dormitorio de los residentes, con la muerte de muchos enfermos, enfermeras y residentes, entre ellos 3 residentes de oftalmología y una enfermera que recientemente había pasado a ginecología. Varios de los médicos que pudieron llegar al Hospital iniciaron el salvamento de las personas atrapadas en las construcciones caídas.

El secretario de Salubridad y Asistencia, Guillermo Soberón, deseaba cerrar el Hospital, y aprovechó el derrumbe de los 2 edificios para asegurar que todo el Hospital estaba en pésimas condiciones y proceder a su clausura y a la repartición de enfermos y trabajadores a otros centros de salud. La reacción del personal contra el cierre del Hospital fue magnífica, se fortaleció la unidad entre médicos y con el resto del personal, se empezó a dar consulta a los enfermos que seguían llegando, en la explanada situada entre la estación del Metro y las dos entradas al Hospital. La actitud del Director del Hospital molestó a la mayoría del personal y la del Jefe del Servicio de Oftalmología a los trabajadores de este servicio. El 22 de octubre una manifestación de más de 5000 personas llegó hasta las oficinas del Presidente de la República, quien recibió una comisión y después de oírla, principalmente al maestro Clemente Robles, decidió la reapertura del Hospital, el cual previas composturas (todas sin importancia estructural) y pintura, abrió sus puertas a los enfermos a principios de 1986. En esta época casi no se permitieron las nuevas operaciones como el implante de lente intraocular en la cirugía de la catarata, los trasplantes de córnea, ni la cirugía refractiva y se dejaron de adquirir aparatos e instrumental.

En junio de 1988 Ydhelio Espinosa renunció y se jubiló, el nuevo jefe de Servicio Juan Ignacio Babayán inició su gestión el 30 de ese mismo mes. Con Babayán se inició la práctica de la extracción del cristalino con implante de lente intraocular, que él ya había hecho en pequeña escala. Para fomentar esa técnica se programó un curso dado por David Gutiérrez, que ayudó a popularizarlo. Reinició como profesor titular las clases teóricas del curso de postgrado de oftalmología ayudado por un pequeño grupo de médicos, empezando con las materias básicas y al año siguiente con las patologías.

Se volvió al paso de visita a los enfermos encamados por el jefe de Servicio, que se hizo todos los lunes. Se consiguieron varios aparatos: un vitreófago, una computadora y un FAX. Se adquirió un lote de instrumentos, dos microscopios de cirugía, un ecógrafo, un nuevo láser, una cámara Kowa para fotografía de fondo de ojo y nuevos proyectores. El gobierno francés regaló un láser YAG en 1989, que se usó durante 7 años. Consiguió otra computadora y un gabinete para campimetría computarizada tipo Humphrey en 1991.

Desde 1989 fueron organizados cursos anuales de estrabismo por Anselmo Fonte Vázquez y María Estela Arroyo, con frecuencia con invitados extranjeros, y cursos esporádicos de uveitis por Guadalupe Tenorio, de glaucoma por Juan Ignacio Babayán, y de historia de la oftalmología por Jorge Meyrán. Se instaló una óptica, se equipó un cuarto para los residentes, se volvió a dar la preconsulta, se consiguieron becas a varios médicos para subespecializarse en ecografía, en córnea, en retina, en párpados y órbita y en rehabilitación y visión subnormal, tanto en México como en E.U. y Francia. Se arregló el local de la bibliohemeroteca, se inició la formación de un museo, y un banco de ojos para trasplantes de córnea. En 1991 fue creado el servicio de Óculo-plástica con la Dra. Del Angel, en 1993 el Servicio de Visión subnormal con la Dra. Robles y el de Ecografía, y en 1995 el de Uveítis con la Dra.Tenorio.

También se inició el servicio de cirugía experimental en animales, que ha funcionado muy bien desde mayo de 1989. En agosto de 1989 hubo una oposición para médicos adscritos y en 1993 hubo otra más. Le faltaban cerca de 2 años para terminar su tercer período, cuando el Dr. José Luis Ramírez Arias, director general del Hospital lo llamó, en septiembre de 1995, para el puesto de director de Especialidades Quirúrgicas. Fue nombrado el nuevo jefe de Servicio, el Dr. Manuel Mascott, el 1º de octubre de 1995. El Dr. Manuel Mascott Castro quedó como jefe interino hasta el 15 de julio de 1997 en que ya fue definitivo. En el curso de postgrado de tres años el Dr. Babayán continuó como profesor titular y él como profesor adjunto. Los cursos para médicos generales continuaron a principios de cada año, dirigidos por Edmundo Chacón.

Los cursos de estrabismo de Anselmo Fonte y María Estela Arroyo también siguieron, lo mismo que las reuniones científicas de egresados. Se dio un curso de Complicaciones vítreo-retinianas en 1996 con la colaboración de William B. Zinder. En el segundo trimestre Rafael Aveleyra dio otro de facoemulsificación, que repitió al año siguiente. Mascott consiguió una plaza para el Dr. Abelardo Rodríguez Reyes para dirigir el Laboratorio de Anatomía Patológica Ocular. En 1996 se redujo el número de camas a 30 y 4 para niños. En marzo de 1997 se inauguró la Clínica de Oftalmología Pediátrica dirigida por la Dra. María Estela Arroyo, con todo el equipo donado por el Laboratorio Sophia.

Las residencias de 4º año, que se habían iniciado durante el período de Babayán, continuaron en mayor número. En octubre de 1997 se inauguró también el Laboratorio de Microbiología Oftálmica, con equipo proporcionado por la Universidad de Münich, quedando a cargo de la Dra. Herminia Miño Sotelo de Kaspar; y el mismo día abrió sus puertas el Museo de aparatos oftálmicos que se había iniciado durante la jefatura del Dr. Babayán.

En diciembre de 1998 hubo un concurso para ascendieran a jefes de Unidad dos médicos. Mascott renunció el 16 de agosto de 1999 y se jubiló. Fue nombrada jefe de Servicio la Dra. Guadalupe Tenorio Guajardo, el 15 de octubre de 1999. Con la Dra. Tenorio los días de la consulta externa siguieron siendo los lunes, miércoles y viernes, pero se modificaron los turnos quirúrgicos; en estos días se hacen cirugías de retina, facoemulsificación, óculo-plástica, glaucoma y córnea. Los martes y jueves siguen las clínicas de subespecialidades y se hace la cirugía que corresponde a los consultorios de primera vez.

La Dra. Olga Maud Messina pasa a jefe del quirófano. En noviembre de 1999 hubo un concurso para médicos adjuntos, donde participaron 6 médicos, obteniendo todos las plazas. A fines de 1999 renuncia el Dr. Abelardo Rodríguez al venir una orden de la Dirección de presentarse a trabajar en el Servicio de Patología, y el laboratorio de anatomía patológica ocular que había sido un orgullo del Pabellón fue desmantelado. Las clínicas de subespecialidades continúan y se añadió una nueva, la de Córnea y Cirugía Refractiva acreditada por la UNAM. Continuaron los residentes de cuarto año, no sólo del Departamento de Oftalmología Pediátrica y Estrabismo, sino del de Segmento Anterior y Facoemulsificación, del de Córnea y Cirugía Refractiva, del de Retina y del de Glaucoma. El servicio de Cirugía en animales ha dado un Curso de Cirugía oftálmica canina, para veterinarios, de tres días de duración en 2002 y otro en 2004. El curso de postgrado en oftalmología continúa, teniendo como profesor titular a Guadalupe Tenorio y como adjunto a Edmundo Chacón. Los cursos de estrabismo dados por Anselmo Fonte y María Estela Arroyo han seguido, con invitados extranjeros o nacionales. Los cursos para médicos generales han continuado a principios de cada año, teniendo como profesor titular al Dr. Edmundo Chacón. Las reuniones de egresados, de carácter científico, se siguen haciendo con mucho entusiasmo.

El Laboratorio Sophia contribuyó con muebles e instrumental para la clínica de uveítis y sobre todo ha continuado con las becas a los residentes del tercer año. Se acondicionó una sala de espera para los pacientes de oftalmología pediátrica y un consultorio en el primer piso para el departamento de Córnea, y otro para el de Segmento Anterior y Facoemulsificación. A fines de 2002 se redujo el área de vestidores de hombres para crear una sala de recuperación con dos camas. Se dieron de baja 6 camas censables, dejando 12 camas para hombres, 12 para mujeres y 4 cunas. Se logró la adquisición en el 2000 de dos láseres nuevos, un YAG de marca Zeiss, un endoláser Zeiss y un equipo de crioextractor. Además, a fines de 2001 dos oftalmoscopios indirectos y dos retinoscopios, las reparaciones de dos facoemulsificadores y en 2002 la adquisición de uno nuevo. En 2003 se consiguió otro láser de argón como equipo de renta y dos lámparas de hendidura. Desde 2000 se ha estado actualizando el equipo para microcirugía, por medio de varias donaciones. En el 2004 se adquirió una cámara de fotografía para fondo de ojo, marca Visuscan, como equipo de renta. Entre otras obras materiales se adaptaron al quirófano dos cámaras de video para la transmisión de cirugías al aula; se consiguieron tres proyectores de diapositivas y equipo de proyección para computadora. Y a fines del 2002 se remodeló la sala de espera del pabellón con nuevos muros exteriores y ventanas de aluminio. Se consiguieron datos estadísticos del trabajo del servicio de ojos, las cifras son anuales y aproximadas: 43,000 consultas, 2000 cirugía mayores, 2500 cirugías menores, 750 fluorangiografías, 900 campimetrías y 1200 tratamientos con láser.

Desde el año 2000, la Dra. Guadalupe Tenorio ha realizado Campañas de Cirugía Extramuros en diferentes Estados de la República, llegando a 15 campañas al terminar 2004. Se hacen extracción de catarata, resección de pterigiones y corrección de estrabismo; por lo general asisten 5 médicos de base, 5 residentes de segundo y tercer año y 3 enfermeras. Estas campañas son hechas junto con la Dirección de Cirugía Extramuros de la Secretaría de Salud, en hospitales regionales. Los lugares visitados fueron: Apaseo el Grande, Mich., Cancún, Q.R.(3), Cuauhtémoc, Chih.(3), Chetumal, Q.R., Chihuahua, Chih., Sahuayo, Mich.(3), San Francisco del Rincón, Gto. y Zitácuaro, Mich. El curso de la especialidad continúa con 6 residentes por año y 1-2 extranjeros, en total tenemos 18 residentes y 2 extranjeros. Los cursos de Diplomado son hasta con 8 oftalmólogos, algunos del mismo Servicio y varios de otros Hospitales. Los residentes hacen anualmente un examen final en la UNAM, donde han alcanzado los primeros lugares, con los mejores promedios entre todos los residentes del país. Las publicaciones del servicio han continuado, en especial en la Revista Mexicana de Oftalmología y en la Revista Médica del Hospital General de México.

Esta última tiene difusión por internet, de tal manera que por nombre de autor nos pueden localizar con cualquiera de los buscadores (Yahoo, Goggle) Las investigaciones que hacemos son en parte apoyadas por la Dra. Herminia Kaspar utilizando el Laboratorio de Microbiología, para lo cual la Dra. Guadalupe Tenorio viaja periódicamente a Munich, Alemania para participar en el Curso de Enfermedades Tropicales impartido por el Dr. Volver Klauss en la Augenklinic de la misma ciudad. Las investigaciones sobre microbiología son presentadas en reuniones internacionales prestigiadas como ARVO y en reuniones alemanas realizadas en Berlín.

 

 

 


Última modificación :
Febrero 1, 2011 6:08 PM por Sandra Huitrón
HOSPITAL GENERAL DE MÉXICO, O.D - ALGUNOS DERECHOS RESERVADOS © 2012 - POLÍTICAS DE PRIVACIDAD

Calle: Dr. Balmis No.148, Col. Doctores, Delegación Cuauhtémoc

México, D.F., C.P. 06726, Tel: 2789 2000

Comentarios sobre este Sitio de Internet